Uncategorized

Trabajo sobre la región pélvica

Estoy absolutamente encantada con la respuesta del ciclo de Periné. Son un montón de personas, en su mayoría mujeres que me han escrito o llamado preguntando por estas clases y por la metodología;  hay un grupo interesado, lo suficientemente grande para dar comienzo a estas clases, será en Septiembre, definitivamente.
Así que si por alguna razón aún no habías leído la info, o no te habías decidido te dejo abajo un enlace donde encontrarás todo detallado.
Hoy decidí escribir sobre lo que para mí está significando todo este trabajo y además decidí incluir uno de los testimonios que una de las alumnas me envió por mail.
Es en base a sus sensaciones que yo me  planteé explicar lo que significó para mí hacer la formación, descubrir una metodología tan cercana a mi manera de trabajar, con un diseño tan profundo y una progresión tan lógica que resultaba sencilla y natural de adquirir. Que sin darte cuenta movilizaba todas las zonas tratadas explícitamente, pero a la vez, se producían movimientos mínimos y discretos que provocaban un efecto mariposa dentro de mí.
Durante un mes entero de formación (ni sé las horas), mi cuerpo con base en el periné estuvo despertando a millones de recuerdos, reconociendo y recordando millones de texturas en los diferentes tejidos y músculos; un millón de emociones latentes se manifestaron de las formas más inverosímiles…. fue una verbena realmente¡¡¡ El resultado, un mayor control y conocimiento de mi región pélvica y la estructura interna y externa. Una mayor y mejor capacidad de reconocer las diferentes profundidades de los estrechos que la componen, la posibilidad de relajar y contraer a demanda la musculatura; y una fascinación y entrega total al método de Blandine Calais-Germain.

Sucedieron muchas cosas mientras realizaba la formación, que me tomé con calma, curiosidad y muchísimo respeto. En esos días pensaba en mi formación de yoga, y cómo mi fabulosa maestra me hizo con cariño pasar por todas y cada una de las asanas ( a pesar de que mi cuerpo podía realizar acrobacias y torsiones sin grandes esfuerzos), me enseñó que para poder enseñar tenía que sentir en mi propio cuerpo todas las fases de las posturas, disfrutar y sufrir con las aperturas en la medida en la que la postura ponía a prueba mi cabeza, mi cuerpo y maravillosamente mi corazón…. y esperar el momento de comprender el porqué de la asana, lo que me ofrecía, lo que se pretendía, y entonces…. entrar en la postura…. ahí sí,  feliz y plena de satisfacción.
Y con ese mismo criterio fui pasando por las sesiones una a una, con mi frustración, mi sorpresa, mi cansancio, mi miedo, mi desconcierto emocional, mi fuerza de voluntad, mi no comprender nada de nada…. hasta que en un momento, y gracias al respeto en el aprendizaje y a la constancia, al respeto a mí misma y a la aceptación… todo cobró sentido.
Es desde ahí desde dónde imparto las sesiones de trabajo sobre la región pélvica, desde mi propia experiencia y desde el conocimiento técnico y mecánico. Para mí un privilegio acercar esta herramienta a más personas
Es un trabajo continuo y paulatino que sabemos dónde empieza, pero debemos estar abiertos a recorrer el camino tal y como se presente: sin atajos, con atajos; sin prisa, con prisa; con miedo, sin miedo; con energía, sin ella…
En resumen, esta entrada del blog sirve para contaros como nos hemos sentido algunas de las personas con este trabajo, sirve para animar vuestra curiosidad.

Son infinitos los motivos por los que acercarte a este trabajo corporal puede ser beneficioso, no sólamente si has tenido partos o tienes algún problema concreto en esta zona; si eres hombre o mujer… la tensión, el estrés, las posturas cotidianas… afectan sobre esta zona que es la base que sustenta nuestra columna, la base que sustenta parte de nuestras emociones ( canal de nacimiento, control de esfínteres, relaciones sexuales…).
El planteamiento de la metodología se basará también sin poder evitarlo en el correcto uso del cuerpo para evitar lesiones o favorecer el mantenimiento de los logros obtenidos. Más tiempo para mirar hacia adentro, para escuchar y para aceptar lo que somos y lo que tenemos.

Aquí el testimonio de una de las alumnas:
Gracias N, por compartirlo.

El primer día fué desconcierto y también asombro…

calibrar el volumen de ésa corona ósea resultó ser algo muy misterioso; pero más que su dimensión me inquietó su movimiento, sus posiciones en mis movimientos.

 
En la segunda sesión, a pesar de cierta frustración por lo abstracto del tema,
me dejé llevar más, sin tanta voz interior. Fue la sesión donde sentí que había un abismo en mitad de ése espacio,en el lugar en el que bascula las caderas, en ese nido que resguarda tantas cosas, tanta víscera de golpe, un vacío…
 
En la tercera clase, recuerdo haber podido dibujar mentalmente el tramo que une los isquiones hasta el coxis,interpretar y palpar la parte más interna de alguna forma tranquiliza.
 
lo más flipante es lo de la bolsa que lo contiene todo, como una membrana que protege-sostiene tantas funciones y sus órganos…
 
Ahí es donde todo es más crucial, eso intuyo, ahí es donde siento desde la segunda sesión que algo palpita, se retuerce o se recoloca en mi endometrio,
ahí es donde está mi vientre que tanto se ha deformado de los últimos años de panzas, cambios de peso y cuestión postural sobre la mesa de dibujo…
y más abajo está el suelo pélvico con su fragilidad, por falta de fuerza. aunque sensible y bien despierto.
 
Hoy sesión cuarta, ha sido muy estimulante, al fin sentir que no es un abismo lo que contiene nuestra estructura pélvica,
es un montón de materia que consigue moverse y modificar su posición a base de gestos que aprende.
Aparecen  ejercicios con los que cuidar ese espacio que tan grande o tan pequeño parece según momentos o estímulos!”
 
 

Si algo de lo que leíste hasta aquí ya te resuena… sigue adelante.

Disciplina corporal sobre región pélvica. Información ampliada

Como siempre, muchas gracias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.