Uncategorized

Armonía & Equilibrio

ARMONÍA & EQUILIBRIO

Se podría considerar el masaje como una actividad intrínseca al ser humano ya que de manera casi inconsciente nos apretamos o friccionamos aquellas partes de nuestro cuerpo que ha recibido un golpe o nos duele para aliviar ese dolor. En muchas ocasiones hemos aprendido a desoír esos dolores, continuando con nuestra vida hacia adelante, como animales tirando de carros, sin sentir por una cuestión meramente pragmática: “tener que hacer”. No hay tiempo para descender a lo más profundo, para conectarnos con lo que necesitamos de verdad. Para ser nosotros mismos.
Estamos ejerciendo una violencia contra nosotros mismos, y con frecuencia nos sentimos irascibles, enojados o tristes, sin saber muy bien la razón… y miramos fuera: el trabajo, la familia, el estudio, el estrés, la falta de tiempo….Sin darnos cuenta de que todo esto lo estamos retro-alimentando día a día.
Somos capaces de proveernos de unos zapatos nuevos, un vestido nuevo, una cena con amigos fuera de casa con sus copas, y demás “caprichos” merecidos, (con todo el derecho del mundo adquiridos); sin embargo en mi caso al menos, esta capacidad de abastecerme de cosas externas me aleja, me distrae de mí: busco que las cosas de fuera satisfagan algún vacío que ni siquiera tengo identificado.
Gracias al yoga, la escalada, la danza butô, al trabajo de consciencia sensorial y a tener en mis manos la fortuna de tocar los cuerpos de otra persona, he ido dándome cuenta de que la mejor inversión que puedo hacer es: atender mi descanso, hacer cosas para conectar con mi “impulso tierno”, cosas que me permitan conocer cuales son mis verdaderas necesidades, y mis dolores más recurrentes, aquellos que no dependen de lo que se cueza fuera, sino de lo que hierve dentro…y poner la atención ahí. Sin embargo siempre ha sido algo que he hecho con mucha dificultad, como si fuera un gasto inútil de tiempo y dinero. Me asombraba la incongruencia y la falta de afecto hacia mí misma.

Por eso desde hace unos años me pongo en manos de alguien para equilibrarme, para darme descanso, para mimarme y para recordarme a mí misma que la mejor inversión es mantenerme dentro de mí, que mi felicidad me la da esa conexión y ese entenderme conmigo misma, que es necesario no llegar al límite, que exhausta sufro y no doy pie con bola, que cada vez que mis carnes y mi respiración se funden con la presión de las manos de otra persona, sucede el milagro de recordarme desde las entretelas, de recuperar mi memoria y saber quien soy.
Es un lujo y un regalo para mí, que alguien me permita tocar su cuerpo, leer su respiración y permanecer atenta y paciente a las necesidades que ese cuerpo tiene. Es un regalo sin duda.
Y merece el respeto del silencio y la atención plena.

Desde hace una semana, durante tres días a la semana la Sala Napati, como marco insuperable me sirve de consulta para dar mis masajes. 

Quiero moverte, moverme, movernos… con-moverte, con-moverme y con-movernos.
martes, miércoles y jueves de 16:00 a 18:00 horas.

Jardín de Hara.

C/ Fraternitar, 25. Barcelona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.