Yoga

Nueva propuesta: Yoga en la raíz

A veces puede darnos la sensación de que andamos por los días, o por la vida en general, como sin rumbo, sin saber muy bien porqué vamos hacia donde vamos, ni porqué tomamos las decisiones que tomamos. A mi me ocurre que estos “a veces”, se comportan de manera caprichosamente corrosiva: pueden darme miedo, provocarme parálisis más o menos temporales, cambiar de golpe y porrazo mi estado anímico, hacerme enojar sin consuelo… y un sinfín de situaciones que como mínimo me hacen plantear si no estaré majareta y como máximo, si no habré perdido el norte completamente.
Estos ” a veces” suelen venir acompañados de apatía y desidia. He aprendido  que si bien, no puedo luchar contra estos momentos, que parecen ser ciclos que he interiorizado (pero aún no he integrado);  sí puedo tomar otra postura: afinar mi escucha, ponerme cómoda y concederle espacio a lo que me está ocurriendo (puesto que me está ocurriendo y no dejará de ocurrir por mucho que no quiera estar en determinadas situaciones, conversaciones, decisiones…), escucharme como un todo, tenerme paciencia y ser amable conmigo.

Así es como vengo transitando mis “a veces” desorientados o mis “a veces” más derrotistas: observando en lugar de hablando; silenciándome en  lugar de quejándome; dándome más tiempo en lugar de exigirme resolver (me) más rápido.
De este modo siento que nada se destruye, que en estas situaciones la fuerza creadora se nutre porque me acepto, porque poco a poco ya no me asusto, porque resisto e insisto, porque creo en que todo lo que se obtiene viene dado en función del lugar desde dónde uno hace las cosas. Pero sobre todo porque me siento coherente.
Y esta coherencia ha crecido, porque la ha ido regando la confianza en el lenguaje de mi cuerpo, a través del movimiento en general y del Yoga y el danzar, en particular. Ofreciéndome una perspectiva más real y más íntima de mí misma. Permitiéndome dejar de lado los pensamientos y los discursos; y comunicándome sin palabras para poder comprenderme a mí misma sin importarme si los demás estaban comprendiendo lo que me sucedía.
Para mí, el éxito o fracaso del trabajo corporal como herramienta terapéutica, no está en lo que los demás consiguen saber de nosotros, ni en poder realizar una asana perfecta y lucirla (aunque esté sola en la sala), ni en ejecutar una pieza perfecta, ni en…ni…Definitivamente no está en relación con las expectativas o juicios de los demás.

La tarea es propia y los resultados te pertenecen.

Hablando en primera persona: la utilidad la valoro yo misma en función de lo identificada que me siento con la emoción o la sensación que me invade mientras me estoy respirando y moviendo. Está por supuesto, en relación a ese mundo que se pone patas arriba durante una clase, que bien puede hacerte sonreír,  ayudarte a entender algo antiguo,  descorchar un mal trago añejo en la garganta o recordarte el volumen ensordecedor de un latido concreto alguna vez que estuviste enamorada, o… infinidad de cosas que son de una (de uno) y conviven, cohabitan en estos cuerpos con infinidad de enigmas en la sombra, como en madejas descuidadas, tan enmarañadas que hemos perdido la noción de lo que tenemos. En estos casos es recomendable poner orden, eso sí, nuestro propio orden.

Desde esta perspectiva es desde donde lanzo esta propuesta de los martes a la noche en la nueva sala donde compartiré las ganas y la curiosidad.

Un grupo de 10 personas donde durante una hora y media, movilizaremos nuestros recursos, aguzaremos la escucha, respiraremos espacios nuevos dentro del cuerpo conocido y daremos la bienvenida a las posibilidades del cuerpo “desconocido”.

El Yoga en la raíz de la metodología que uso.  El Butôh como soporte. La Respiración como hilo conductor. La Paciencia y la Ternura como principios motores.

Respeto y Aceptación como fundamentos básicos de esta práctica cercana.

Si tus ganas y tu curiosidad de lo piden.

Si te apetece jugar esta propuesta.

♥ Martes 7 de marzo a las 20.30♥
Sala El Up. (Trafalgar, 48)

Serás bienvenida y bienvenido, pero solo tenemos 10 plazas, así que necesitarás confirmar la tuya.

Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.